Carrera 52 N°75-30 Piso 2, Hotel Country Int., Barranquilla-Colombia
+57 3014132853
+57 5 3605100

Obediencia y redención

66bdc68f3120d4a6cd5561c1c738c256“Y estando en la condición de hombre, se humilló a si mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”  Filipenses 2:8

¿Alguna vez hemos meditado el principio espiritual que Cristo Jesús quiso establecer con su muerte?

Sujeción a la autoridad de su Padre quien lo enviaba a hacer su obra redentora; “Padre, si quieres, pasa de mi esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya “. Lucas 22:42 Por muy difícil que parezca, toda encomienda que Dios haya hecho a nuestra vidas siempre será evaluada bajo estos principios: sujeción a la autoridad de Dios y obediencia al llamado o mandato. Algunos dirán: Jesús era Dios; mas la escritura dice que Jesús se despojó a si mismo, se hizo hombre y tomó condición de siervo. Aplicado a nuestras vidas, esto es despojarse de aquello que reviste la naturaleza humana, o sea la altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios. Al hacerlo usted llevará sus pensamientos cautivos a la obediencia de Cristo para hacer todo aquello que está en la voluntad de Dios y no en la nuestra.

Cristo con su ofrenda de obediencia, su propia vida, hizo perfectos a los santificados. Usted y yo somos el resultado de esa muestra de obediencia y amor. La muerte de Jesús tiene un valor incalculable para nuestro Dios. Fue el pago que redimió la vida de toda la humanidad, por tanto toda obediencia a Dios, será de bendición según el propósito eterno.

Bendiciones

Related Posts

Leave a comment