Carrera 43 75-36 Piso 2, Barranquilla, Colombia
+57 3014132853
+57 53682523

Tierra buena y deseable (Demo)

arbol frutal“Pero otra parte cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció…” Marcos 4:8

La naturaleza ha provisto el ejemplo perfecto de lo que es cosechar en buena tierra. En términos agrícolas, una buena tierra es aquel terreno apto para recibir la semilla y que reúne algunas condiciones para que esta semilla produzca los frutos esperados. Despedregada, sin abrojos, sin espinos, con buena profundidad y sin resequedad; esta sería la tierra ideal para sembrar y obtener los resultados esperados.

En la vida espiritual funciona exactamente igual. La buena tierra es aquella en donde vemos brotar y crecer frutos dignos de arrepentimiento, aquella buena tierra que es deseable y todos quieren estar o ser como ella, con grande abundancia y por sobre todo, con un gran ramaje que da sombra en los días sofocantes de la prueba. La buena tierra es aquel corazón que ha dispuesto recibir el riego de la vida a través de Cristo, es aquella que sabe que el único que puede cambiar el árido y sombrío destino de nuestro transitar terrenal es aquel que sembró su simiente santa para darnos la sabia fresca que produce la abundancia de vida. ¿Cómo está la tierra de tu corazón? ¿Ha brotado un buen árbol y ha dado buenos frutos en el Señor?

Bendiciones.

Port Relacionados

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.