Carrera 52 N°75-30 Piso 2, Hotel Country Int., Barranquilla-Colombia
+57 3014132853
+57 5 3605100

Siguiendo su imagen

medium_201211031221591091752“Porque está escrito: sed santos, porque Yo soy santo”1 Pedro1:16

Hablemos del espejo, de la imagen y semejanza; consideremos pues, el espejo en el cual nos estamos mirando en nuestro peregrinar, para saber cual es la imagen con la que nos identificamos.

Por años la iglesia ha caminado en una carrera que el apóstol Pablo llamó “la carrera de la fe”, cuyo fin es poder un día encontrarnos con el Señor y verle cara a cara. Pero para alcanzar la meta el mismo Dios nos exhorta a ser santos. Hebreos 12:14 “Seguid la paz y la santidad sin la cual nadie podrá ver al Señor”.

Esto quiere decir que el espejo de su imagen y semejanza es la santidad, definida como el proceso de separación con aquella forma de vida del cual fuimos trasladados y sometidos a Dios y a su Palabra.

Dios nos traslada de lugares espirituales, para que busquemos su imagen en el espejo donde se revelará nuestra verdadera identidad.

Ser incomparable a otro e incompatible con los viejos vicios de la carne, es la esencia de nuestra semejanza al Dios verdadero. Para ello es necesario ser hacedor de su Palabra y no solo un oidor olvidadizo. ¿Cuantas veces se le ha hablado de ser santo? Quizás lo hemos olvidado, mas hoy Dios nos dice en Santiago 1:23 “…Este es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural”; ¿quienes? Los oidores olvidadizos.

Si buscas en un espejo la plena comodidad de tus afectos  naturales, tu identidad es natural; mas si se te incomoda llevándote a separación y renuncia, tu identidad es con el postrer Adán, del cual dice Dios es Espíritu vivificante.

Bendiciones.

Related Posts

Leave a comment