Carrera 52 N°75-30 Piso 2, Hotel Country Int., Barranquilla-Colombia
+57 3014132853
+57 5 3605100

Guardando nuestros corazones

20114910141952887“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida”. Proverbios 4:23

Todo el componente almático se encuentra establecido en el corazón, esto es, sentimientos emociones y voluntad. Por eso no sólo el corazón es un órgano que clínicamente establece si hay vida o no, sino también espiritualmente es el termómetro en el cual se puede medir o evidenciar nuestra condición espiritual. Dios llama a guardar el corazón de todo aquello que pueda lesionarlo: rencores, resentimientos, falta de perdón, rechazo, violencia, palabras hirientes o maldicientes y cualquier otra cosa que envenene la esencia vital del ser humano.

Una de las señales que revelan un corazón en cuidados intensivos es aquella que muestra nuestras relaciones con los demás, los más cercanos seres queridos, amigos, vecinos. Si no podemos soportarlos, entenderlos, amarlos y perdonarlos seguramente es porque hemos cavado fosas profundas que no permiten que la luz de Cristo alumbre esas áreas del alma que están en tinieblas.

Testificar de labios se hace fácil, pero las acciones son las que verdaderamente pesan en la balanza de Dios.

Permite hoy que tus signos vitales sean reanimados en el amor de Jesús y recuerda que su perdón te capacitó a ti para dárselo a otros. No te niegues la oportunidad de ser libre.

Que hoy pueda manar la vida de Cristo, a través de tus acciones.

Bendiciones.

Related Posts

Leave a comment